Aukera - Centro Sanitario De Psicologia
Tel. 618 39 79 12  
Inicio Tarifas Servicios Quiénes somos Localización Contacta Blog
Soluciones para
ansiedad
estrés
depresión
duelo
miedos y fobias
problemas de alimentación
problemas sexuales
adicciones
otros problemas

Centro de Psicología Aukera
Calle Larramendi nº 7, 1º izquierda
Donostia-San Sebastian

Email: administracion@aukerapsicologia.com
Telf: 618 39 79 12
Horario: 09:00-21:00 (Cita previa)

SOLUCIONES PARA

ANSIEDAD

La ansiedad es básicamente un estado de alerta del organismo ante situaciones que la persona percibe como amenazantes. En realidad, un cierto grado de ansiedad puede ayudarnos a mantenernos más concentrados y afrontar los retos que tenemos por delante. Es como si nuestro organismo reaccionara haciéndonos más eficaces.

El problema llega cuando esta activación fisiológica es excesiva y desproporcionada con la situación. Incluso, se puede presentar sin ningún motivo aparente. Por lo tanto, cuando la ansiedad se presenta en momentos inadecuados o de manera muy intensa y además interfiere en la vida cotidiana de la persona, podemos hablar de un trastorno de ansiedad. 

Con frecuencia este trastorno adquiere un carácter crónico y discapacitante por no recibir el tratamiento adecuado. Afortunadamente, hoy en día existen algunos tratamientos que han demostrado su eficacia  en este tipo de trastornos. Concretamente, el tratamiento cognitivo conductual ha sido el tratamiento psicológico que ha demostrado ser más eficaz para este problema. La terapia cognitiva se dirige a identificar y cambiar los pensamientos negativos responsables de la ansiedad y la terapia conductual se centra en modificar las conductas contraproducentes relacionadas con el problema.

En ocasiones, también está indicado combinar el tratamiento psicológico con el tratamiento farmacológico. Habitualmente se prescriben fármacos ansiolíticos como las benzodiacepinas, que ayudan a la persona a restablecer el sistema nervioso y aliviar los incómodos síntomas de la ansiedad. Sin embargo, debido a que el uso de estos fármacos  a largo plazo puede crear dependencia y a que su eficacia está limitada a los signos y síntomas fisiológicos,  creemos que este tratamiento no debería hacerse de forma aislada, sino en combinación con la psicoterapia.


En esta web puedes descargar guías de psicología muy prácticas para quienes sufren ansiedad:  Clínica Moreno - Psicólogos

 

DEPRESION

Estamos acostumbrados a usar la palabra "depresión" para expresar que tenemos un mal día, que nuestro estado de ánimo está más bajo de lo habitual o incluso para explicar que estamos cansados. Sin embargo, la depresión es mucho más que esto, es un trastorno emocional que implica cambios en nuestra manera de sentir, de pensar y actuar.

En la depresión nuestras emociones cambian. Puede que tengamos muchas ganas de llorar, que nos notemos tristes e incluso más irritables o ansiosos de lo habitual. También se producen cambios a nivel corporal, pudiendo así notar un cansancio continuo y excesivo, pérdida del apetito, problemas de sueño, tensión muscular, presión en el pecho, disminución del apetito sexual y mucho más.

Nuestra forma de pensar también cambia; tendemos a ver el lado oscuro de las cosas, tiñendo todo de pesimismo y negatividad. Solemos pensar mal de nosotros mismos, desvalorizándonos y culpándonos por muchas de las cosas que hicimos o no hicimos. Puede ser que no nos sintamos bien con nosotros mismos, que disminuya nuestra autoestima y que el mundo nos parezca un lugar hostil y absurdo en el que vivir. A veces, cuando estamos deprimidos, podemos creer que los demás no nos aprecian e incluso creer que nos rechazan.

Ante esta avalancha de nuevos sentimientos y pensamientos tendemos a reducir nuestras actividades. Nos volvemos más pasivos, nos sentimos atrapados en un callejón sin salida, sin esperanza. Entramos en un ciclo en el cuál antes de darnos cuenta hemos dejado de salir, de ver gente o incluso, de ir a trabajar.

Para considerar que una persona está deprimida, tiene que estar sufriendo una parte importante de estos cambios durante un periodo de tiempo razonablemente largo. Cuando nos sentimos abrumados por esta situación, necesitamos de una ayuda externa que nos ayude a superar este bache ocasional y  volver a encontrar el sentido de nuestra vida.

 

DUELO

Se conoce como duelo todo proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida (pérdida de un ser querido, pérdida de una relación, pérdida de un empleo, etc.).

Como su propio nombre indica, los duelos duelen y no se puede evitar que duela. El proceso de adaptación a una nueva situación siempre supone un desajuste emocional, es posible que te sientas muy triste, aturdido, abrumado, frustrado, cansado etc. ante la nueva situación, pero a medida que pasa el tiempo estas emociones cambiarán.

Si dichas emociones se mantienen durante un periodo excesivamente largo y se convierten incapacitantes para la persona que las sufre, el duelo se convierte en un duelo patológico. En este momento, es recomendable pedir ayuda a un profesional, quien evaluará en qué momento del duelo te encuentras y te proporcionará un tratamiento psicológico personalizado que se adecúe a tus necesidades.

 

MIEDOS Y FOBIAS

El miedo es una emoción normal y universal, necesaria y adaptativa que todos experimentamos cuando nos enfrentamos a determinados estímulos tanto reales como imaginarios. La mayoría de los miedos que tenemos son pasajeros y no representan ningún problema.

El miedo deja de ser una respuesta normal y adaptativa cuando se produce una evitación continuada del estímulo aversivo y esta evitación interfiere considerablemente en el funcionamiento normal y adaptativo del día a día. Así pues, a este tipo de miedo irracional se denomina fobia. En las fobias, la reacción a los estímulos aversivos se considera excesiva y viene cargada de un estado de ansiedad continuo y persistente que produce un malestar clínicamente significativo que conlleva un gran sufrimiento asociado.

Existen varios tipos de fobias, fobias específicas (por ejemplo miedo a las arañas, a montar en avión, a la sangre, etc.), agorafobia (miedo excesivo a los lugares en los que la persona percibe que no es fácil recibir ayuda en el caso de sufrir una crisis de pánico) y fobia social (miedo a las situaciones sociales como hablar en público, relacionarse con los demás, etc.). En los niños, a veces, se puede dar la llamada fobia escolar (miedo a acudir al colegio).

En la actualidad contamos con tratamientos psicológicos eficaces para superar estos miedos excesivos. Se encuadran dentro de un marco cognitivo-conductual.  Con este tipo de tratamiento, poco a poco, los pacientes afrontan junto con el psicólogo la situación tan temida y hace que las personas terminen controlando sus propios temores. También se recurre a la imaginación del paciente, se le enseñará a proyectar en su mente el estímulo temido y aprender a superar la ansiedad cuando éste se presente en la realidad.

Existe otro tratamiento conocido como terapia cognitiva, en el cual el objetivo es que la persona modifique sus pensamientos y creencias irracionales acerca de sus temores y de esa manera tener una nueva perspectiva del problema.

Todo esto, combinado con técnicas de relajación para aprender a controlar la ansiedad a nivel fisiológico.

 

OTROS PROBLEMAS

A parte de los ya mencionados, en el Centro Psicología AUKERA se ofrece asistencia psicológica para otro tipo de problemas como también se indica en el apartado de “servicios”.

- Adicciones
- Trastornos de pánico
- Estrés / estrés postraumático
- Obsesiones
- Trastornos de la alimentación
- Ludopatía
- Trastornos del sueño
- Problemas sexuales
- Alteraciones del comportamiento
- Dificultades académicas
- Trastorno por déficit de atención con/sin hiperactividad
- Problemas emocionales
- Control de esfínteres

 

AUKERA - centro Sanitario de Psicología - Nº RPS: 230/13 - c/ Larramendi, 7 - 1º Izda. 20006 Donostia - San Sebastián - Protección de datos -